29 de septiembre de 2010

Ozzy Osbourne Live in Israel (28-9-2010)

Adelantemos el final. Estuvo flojo, pero no importa.
Ozzy es una leyenda y le debemos mucho. Muchísimo. Es uno de los pocos padres que tuvo el heavy y con eso alcanza para que si se presenta en tu país, cuando sea y como sea, vayas a verlo. Listo. Con eso estamos empatados.
Ahora vayamos al recital.
Era un festival con dos escenarios. Cosa que nunca hice en mi vida en este tipo de eventos: llegué tarde. Me perdí a todas las bandas locales y a Soulfly por segunda vez en el año. No lloro ni un poco.
Vi lo que quería ver: Korn y Ozzy.
Korn me encanta. es una banda original de punta a punta. Rompe esquemas, ritmos, armonías o como diantres se llame. Es original y nadie le pisa los talones en lo que hacen... como diantres se llame. El bajista y el batero llevan los premios de la banda, y el cantante es una estrella. Se pasaron y say no more.

Ozzy vino a tierra santa con el disco rayado. Empecemos diciendo que quien ha visto muchos recitales en su vida no puede menos que comparar que Ozzy es más joven que Iggy Pop, que Mick Jagger y que tiene la misma edad que Alice Cooper. Sin embargo, Ozzy está hecho mierda mientras que los otros se mueven más que nosotros en nuestra mejor noche. En el escenario, Ozzy se queda parado y lo más que hace es agarrar una manguera con espuma y tirar al público.
Pero bueno, vos decís: vino a cantar, que cante. Y no llega. No llega y desafina. Y te lo dice alguien que es cero exigente. Alguien que puede escuchar música en "mono" en uan spika y disfrutar. Alguien que defendió a Fito Páez como cantante. Pero esta vez me chocó. Ozzy no llega.
Ozzy bendijo tantas veces al público y a Israel que si existe Dios, estamos salvados. Dijo 46 veces "god bless you".
Ozzy arengando: en cada tema, sin excepción, pedía al público que aplauda al grito de "hey hey hey!" Y ya llegó un momento que dudé si no se trataba de un baile jasídico.
Yendo a los temas, no se si fue idea mía pero faltaron temas infaltables. Pero lo dejo ahí. Yo quería furiosamente I just Want You, pero me quedé con las ganas.
Los temas los hizo muy largos al pedo. Terminaba el tema, solo de guitarra, hey hey y en vez de rematar con un tururum, el kía arrancaba de nuevo con el estribillo.
Arranqué con mucho entusiasmo pero me fui pinchando. No salí al palo como esperaba.
Pero volvamso al párrafo inicial y leamos: a Ozzy había que ir a verlo por tantos años de música y por todo lo que generó. Ir a agradecerle con nuestra reverencia, y si todavía se puede rescatar algo de su música, mejor.

Les dejo un videito trucho (en el que se aprecia parte de lo que dije)

video

1 comentario:

Zorro Viejo dijo...

Muy groso! Acá cuando vino (tambien con Korn, creo) no fui. Y segun me contaron estuvo bien afinado y con buen show, ojo que eran un par de años atras...
Hay que ir a ver todo, especialmente a las eminencias del pasado!